Saltar al contenido
Dietas y salud

Aprenda recetas deliciosas para incluir en su dieta

Recetas deliciosas para incluir en una dieta saludable

Hacer dieta no tiene por qué implicar limitar sus comidas a la combinación de alimentos insípidos, cuando la verdadera clave, radica en encontrar métodos de cocción saludables, variar los ingredientes para que no resulte aburrida y aliñar con especies que le aporten sabor. La idea es moderar el número de calorías que ingiere con preparaciones deliciosas que pueda comer sin remordimientos, le invitamos a aprender a preparar algunas.

Recetas deliciosas para incluir en una dieta saludable

Anímese a preparar estas recetas cuya característica principal es la de controlar la sensación de ansiedad y suponer una fuente considerable de energía que le permita dar lo máximo de su rendimiento físico y mental en su rutina diaria, con el plus de ser sencillas, rápidas y económicas. ¡A cocinar!

Sopa de verduras

Una alternativa energética, que además aligera el proceso de digestión y fortalece las defensas es la sopas de verduras, por excelencia, uno de los platos típicos perfectos almorzar o cenar por su aporte de nutrientes esenciales y efecto saciante.

Escoja vegetales que le brinda a su organismo fibra dietética, hidratos de carbono y antioxidantes, potenciando su sabor con añadidos de carnes o legumbres.

Pasta con verduras

Rápida, sencilla y llena de importantes nutrientes, la pasta con verduras es un plato ligero hasta en dietas para adelgazar siempre que no se añadan grasas saturadas como queso, mantequilla o crema de leche.

Al mezclar pasta integral y vegetales el resultado será, un plato lleno de vitaminas, minerales y carbohidratos que aumentan la sensación de energía y el rendimiento.

Ensalada verde

¿Ligero y totalmente sano? sin duda, ¡las ensaladas! de todas sus presentaciones es las elaborada  con vegetales verdes la que aporta mayores beneficios para la salud y el peso corporal, combínelos con huevos, carnes magras o atún para reforzar la fuente de proteínas y grasas saludables.

Pechuga de pollo a la parrilla

Rompa el mito, la pechuga de pollo a la parrilla no es insípida si sabe cómo llenarla de sabores. Marinarla con anticipación es la clave del éxito, incluya hierbas y especias que le otorguen sabor fuerte y exquisito.

Patatas horneadas

Deje de comprar paquetes de patatas fritas e ingrese a la cocina a preparar una receta idónea para el almuerzo o la merienda: patatas horneadas. Corte y pele en tiras o rodajas, y llévelas al horno hasta que queden crujientes; sírvalas rociadas con un poco de cilantro, orégano o cualquier otra especie.

Lasaña de berenjenas

Si bien es un plato que en su versión original supone la ingesta de muchas calorías, comer lasaña sin remordimientos es posible; bastará con hacerla más ligera y perfecta para toda ocasión ¿Cómo? sustituyendo la pasta de harina por capas de berenjena.

Para el relleno, opte por verduras, legumbres y una salsa blanca con queso, no olvide adicionar cebolla, espinacas y un toque especial de ajo para darle forma a un plato saciante y con elevado contenido de fibra, vitaminas y minerales.

Antes de despedirnos, recuerde moderar sus porciones sin restringirse sabores o grupos de alimento y combine adecuadamente para que note que no hay diferencia entre comer sano y comer sabroso.