Saltar al contenido
Dietas y salud

Vida saludable = dieta equilibrada

consejos para una vida saludable

Llevar una dieta equilibrada no tiene por qué ser difícil, bastará con adaptarla a sus requerimientos particulares a fin de que supla sus posibles carencias. Es importante que deje de verla como herramienta para perder peso o cuando presente algún nivel elevado. ¿No sabe cómo equilibrar lo que come? aprenda con nosotros.

Las bases de una dieta equilibrada

Conociendo los alimentos que debe incorporar urgentemente a su dieta, será más sencillo caer en cuenta de lo que consiste una dieta equilibrada, ya que son muchos, los que incurren en el error de confundir el concepto con hacer dieta – o lo que es igual, disminuir la cantidad de comida – cuando el término se refiere a una forma de comer saludable conforme a las necesidades.

En palabras más simples, deshágase de la idea de que una dieta equilibrada es someterse a un régimen estricto con supresión de ciertos grupos alimenticios; en su lugar entienda que la misma, cumple con 4 características básicas:

1.      Es diversa:

El pilar fundamental de toda dieta equilibrada es la variedad ¿qué quiere decir esto? que incluirá la mayor diversidad de nutrientes posible; para muestra, existen personas que globalizan ¡no me gustan los vegetales! y los excluyen de su menú. Esto implica que ya deja de ser diverso porque hay una falla, ¿Cómo se resuelve? probando alternativas distintas en el sinfín existente, con certeza habrán muchos que no ha probado y tal vez encuentre algunos que sí disfrute; en pocas palabras es un error generalizar.

2.      Se adapta a cada individuo:

Para que sea equilibrada, debe adaptarse a sus necesidades, hábitos y rutinas. Por ejemplo, es aconsejable hacer 5 comidas diarias; supongamos que por cuestiones de trabajo le es imposible, ¡no es mal de morir! bastará con ajustarla a su ritmo de vida sin agobiarse.

Asimismo, puede depender de la etapa de la vida en la que se encuentre, es decir, jamás serán iguales las necesidades nutricionales de una persona mayor, que las de un niño o joven.

3.      Debe ser suficiente:

Siendo claros y específicos en una dieta equilibrada ¡nunca debe quedarse con hambre! la ingesta de alimentos ha de ser suficiente en cada nivel a fin de que satisfaga sus requerimientos nutricionales, de lo contrario incurrirá un hábito poco saludable: el picoteo.

4.      Es proporcional:

La última característica guarda estrecha relación con la pirámide alimentaria, misma que le conviene tener muy presente. Otra equivocación común es pensar solo en las limitaciones al momento de iniciar una dieta equilibrada, cuando en realidad, debe incluir cada eslabón a excepción de aquellos a los que se les tenga alguna intolerancia.

La meta es darle la importancia que tiene a cada alimento; alguno deberá consumirlos a diario, mientras que otros, serán ocasionales – desde semanales a mensuales – dejando los considerados como prohibidos, para su ingesta muy esporádica.

¡La dieta equilibrada ideal para usted, es la que perdura en el tiempo!

Si consigue una dieta que cumpla con las 4 características antes descritas, es seguro que perdurará  en el tiempo, o lo que es igual, no será una dieta pasajera como las que se hacen para perder peso, sino una forma de vida con la que se le da al cuerpo, lo que necesita.