Saltar al contenido
Dietas y salud

Alimentos Que Manchan Los Dientes

Existen algunos mitos que el limón desgastaba los dientes. A muchos les encanta ponerle limón a las comidas y también las bebidas preparadas con limón. El limón, si lo consumen muy seguido por el ácido que contiene, desgasta el esmalte de los dientes y los mancha.

Las manchas en los dientes muchas veces son el primer estadio de patologías dentales por lo que no debemos de ignorar su aparición, los dientes con manchas amarillas y algo traslúcidos junto con un dolor punzante cuando tomamos alimentos calientes y fríos o algo dulce son uno de los síntomas más frecuentes de alteraciones en nuestro esmalte dental, este color amarillento se produce principalmente por una abrasión ocasionada por un cepillado muy agresivo, por un bruxismo que es cuando el paciente rechina los dientes o por una erosión producida por alimentos ácidos como puede ser el vinagre o bien por agentes o unas pastas inadecuadas que en ocasiones utilizamos y no son correctas.

Tanto el tabaco como el café produce que nuestros dientes tengan unas manchas oscuras, generalmente un tono marrón pero además estas manchas oscuras también se pueden producir por un acúmulo de sarro lo que puede evidenciar que tengamos un problema encías.

la decoloración de los dientes con manchas blancas que se van oscureciendo progresivamente puede ser un síntoma de caries, las bacterias que tenemos en la boca se alimentan de los restos de comida que tenemos produciendo un ácido que puede o que atacara a nuestros clientes produciendo esas pequeñas perforaciones que son las caries.

Las bebidas, hábitos y alimentos que manchan los dientes

Si quieren saber de qué manera lo que consumimos y que hábitos afectan la apariencia de la dentadura, no se pueden perder este post.

Café archienemigo de unos dientes.

El café es uno de los archienemigos de unos dientes brillantes y a la mayoría de la gente, nos gusta tomar una tácita de café, sobre todo en las mañanas para activarnos al despertar. Si el color oscuro de los granos de café tiñe el agua, ¡imagínense cómo tiñe nuestros dientes!, sobre todo los frontales, que son los que más se ven. Además, el esmalte de nuestra dentadura es súper poroso, así que podría filtrarse y provocar las temidas manchitas que pueden llegar a ser permanentes.

El té puede cambiar la coloración de nuestros dientes

El té, en su presentación de sobre, contiene pigmentos, por lo que también puede cambiar la coloración de nuestros dientes. En el caso del té listo para beber, además de los pigmentos, éste contiene muchos azúcares que pueden llegar a producirnos caries.

El vino tinto tiene muchos ácidos y pigmentos

Los ácidos a la larga pueden desgastar los dientes, permitiendo que el pigmento se filtre y decolore la dentadura. Así que, si tienes unos dientes debilitaditos o desgastaditos, ¡es mejor abstenerse! En cuanto al vino blanco, éste es súper ácido, de hecho, mucho más que el tinto, ¡así que cuidado!!

Los refrescos son lo peor para una dentadura brillante

Porque UNO, desgastan los dientes, DOS, manchan los dientes y TRES, debido a su gran cantidad de azúcares, pueden aparecer caries en nuestros dientes. Los jugos artificiales contienen ácidos, colorantes y saborizantes artificiales, lo que hace que se desgasten los dientes y a su vez, se manchen.

Los jugos naturales no son la excepción

Debido a sus ácidos; así como las frutas y verduras, por sus pigmentos naturales. Si eliges frutas y verduras de color intenso, pueden manchar la dentadura y sus cítricos pueden perjudicar el esmalte.

Las bebidas energéticas y deportivas

Contienen muchísimos ácidos, dañando también nuestro esmalte y algunos tienen colorantes y saborizantes artificiales, lo que hace que se tiñan los labios, la lengua y por supuesto, los dientes.

Cuidado con las salsas de fuerte coloración

Debemos tener cuidado o precaución con las salsas de fuerte coloración, como la salsa de soya y la de tomate. La salsa de soya tiene azúcar y agentes decolorantes. Es mejor que la sustituyas por una “light” que contiene menos azúcar y almidón. La salsa de tomate o catsup contiene entre sus ingredientes azúcar y vinagre, por lo que puede debilitar la dentadura. Hay que tener presente que en muchas de las salsas que consumimos, entre sus ingredientes está el vinagre y esto no es muy bueno, porque el vinagre podría con el tiempo afectar al esmalte y generarnos manchitas. Así que no lo consumas muy seguido.

El cigarro

Otro de los súper enemigos de una dentadura brillante, la nicotina se adhiere directamente al esmalte y los pigmenta de color amarillo y aunque te hagas una limpieza profesional, algunas manchas podrían ser permanentes.

Si tienen alguna duda sobre algún alimento que no está en esta lista, hagan la prueba en una la servilleta. Ponen un pedacito del alimento o un poco de líquido en una servilleta, si ésta se tiñe, ¡seguro lo hará con sus dientes! Siempre es mejor saber que no saber, ¿no?