Saltar al contenido
Dietas y salud

El aliado infalible de las dietas: Té de menta

beneficios del te de menta

Es común que al darse a la tarea de emprender una nueva dieta, se busquen alternativas naturales para acelerar los resultados, surgiendo opciones populares, como el agua con limón y la ingesta de infusiones; preciso ahí es donde el té de menta, suele ser uno de los protagonistas. Adicional a su contribución en procesos de adelgazamiento, sirve para combatir los dolores estomacales, previene enfermedades degenerativas y es rico en antioxidantes. ¿Cómo prepararlo? aprenda en esta entrada.

Previo a pasar con las formas para preparar té de menta, es necesario que aprenda a reconocer la planta, pues suele confundirse con la hierbabuena. Además de su potente verdor y peculiar aroma, sus hojas se caracterizan por ser más puntiagudas, mientras que sus semillas son pequeñas y fáciles de sembrar por lo que se le darán sin problema, en suelos fértiles en climas húmedos.

¿Cuáles son las propiedades del té de menta?

Los herbolarios recomiendan el consumo de té de menta en infusión no solo para adelgazar, sino para reducir la ansiedad debido a que ofrece sensación de relajación y tranquilidad cuando se toma caliente. Pero esto no es todo, combate de manera eficaz los dolores estomacales y es especialmente útil en caso de indigestión.

Por otra parte, el té de menta es rico en antioxidantes, lo que lo hace idóneo en la lucha contra los radicales libres presentes en el ambiente, y sus actúan como coadyuvante en la prevención de enfermedades cardíacas, degenerativas o del sistema nervioso.

Alternativas sencillas para preparar té de menta

La versatilidad que brinda el té verde da cabida para prepararlo de múltiples formas, hoy le presentaremos 3 de ellas:

Té de menta, cardamomo y miel:

Necesita:

  • 1 taza de agua caliente
  • 1 cucharada de cardamomo molido
  • 2 cucharadas de hojas de menta
  • Miel y jugo de limón (cantidad necesaria)

La preparación es simple, lleve a ebullición la taza de agua junto a las hojas de menta, adicione el cardamomo y retire del fuego; tape y deje infusionar por 5 minutos antes de colar. Sirva y si disfruta de los sabores ácidos, incorpore el zumo de medio limón, de lo contrario, opte por la miel para darle un toque dulce.

Té de menta con naranja

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua
  • 1 cáscara de naranja
  • 2 cucharadas de hojas de menta

Es importante que al momento de extraer la cáscara de la naranja, descarte la parte blanca pues es lo que le aportará sabor amargo a su té. Teniendo separado lo que le interesa, dispóngalo junto a las hojas de menta en las tazas de agua caliente para que juntos, se infusionen por 10 minutos, espere a que enfrié, endulce e incorpore hielo.

Té de menta con hierbabuena

En este caso, demandará:

  • 1 litro de agua caliente
  • 2 cucharadas de té verde
  • ½ taza de hojas de hierbabuena
  • ½ taza de hojas de menta
  • 1 cucharada de azúcar

El proceso es bastante similar a los anteriores, apartando el agua, disponga de los ingredientes en un cazo y mézclelos antes de verter el litro de agua caliente; aguarde por espacio de 5 minutos a que se desprendan los sabores, sirva e incorpore un poco más de hojas de menta y hierbabuena.